En México la delincuencia no para y al parecer no lo hará en los términos que sean menos lesivos para la sociedad. Tan es así que en todo el territorio nacional han salido notas sobre muertes de asaltantes en micros o el más reciente de esta semana, la amputación de manos a delincuentes que robaban en Tlaquepaque en el Estado de Jalisco.
Al parecer los agresores usaron machetes para quitarles las manos y ponerlos a todas en una bolsa, junto con un mensaje en una cartulina donde decía “Esto nos pasó por rateros” y al lado un hombre muerto presuntamente por linchamiento.
No es agradable leer este tipo de cosas que suceden en México, nada es agradable cuando hablamos de violencia, homicidios, desapariciones  y el ambiente terrible que vivimos todos en cualquier  parte, y no lo es precisamente porque el acto en sí no me parece justificado en ninguna ley, ni nada. Salvo en el dicho que se maneja muy a menudo cuando la “justicia” se aplica de un lado como del otro: le dicen la ley del “Tailón” como una “justicia” retributiva o en términos más simples “diente por diente, ojo por ojo” y entonces todo mundo queda chimuelo y ciegos.
Esto no debiese pasar si existiera un estado de Derecho, lo cual, sabemos de sobra que no lo hay en práctica en nuestro país y por ello pasan las cosas que pasan. Aquí el punto a analizar es cómo una sociedad empieza a caer en la decadencia e ignorancia de sí misma, una sociedad que no se pregunta ¿él porque de la situación? ¿quiénes son realmente los culpables de que éste país, este en un (pues ya hay que llamarlo así) Estado Fallido?
Realmente sirve ¿este tipo de justicia? Por lo que he leído en comentarios de las propias notas y en Facebook la mayoría de las personas apoyan esta “justicia retributiva”, <<que bueno que se haga algo ante la ineptitud de las autoridades>>, comentarios sobran de este tipo, incluso me atrevería a decir que es mayoría; pero, también leí comentarios en los que se condena tan aberrante conducta, empezar a hacer justicia por propia mano es la peor y terrible forma de resolver los problemas graves de toda una nación, pues da la apertura para caer en un abismo sin fin de desahogos y descargas de frustración de personas a personas, que termina en muerte tras muerte, se ha suplido de la peor forma al Estado y en este caso al gobierno que están obligados a darnos a todos como ciudadanos, la libertad y la seguridad de poder vivir y convivir sanamente en sociedad.
Sé que ante los hechos que ocurren cada día nos obligan a formar grupos de autodefensa, también sé que este tipo de “justicia o castigo” a unos delincuentes no es la vía ni la actitud para enfrentar los graves problemas a lo que todos estamos expuestos. No lo es, y no es por defender a los delincuentes, de ninguna manera, simplemente estos actos, me parecen estar a la misma altura de los victimarios, es decir, no los hace diferente a ellos. No hay un hecho palpable que indique que con estos castigos no vuelvan delincuentes o se termine de raíz con el problema; lo que sí va a suceder es que el nivel de violencia aumente  a tal grado que ni siquiera se podrá distinguir quién es el victimario y quien es la víctima, puesto que ambas partes han decidido perpetuar y realizar actos que violentan sus propios derechos humanos.
Muchos me dirán que estoy a favor de los delincuentes, NO, no es así, no hay que señalar ni emitir juicios tempranos, antes de, sin analizar a profundidad lo que estos actos de ciudadanos “organizados” autodenominados “grupo de elite anti-ratas” han realizado contra otras personas; me llama mucho la atención, el nombre <<grupo de élite>> leyeron bien de <<elite>> ¿Qué significa de “elite”? me fui al diccionario y resulta que esta palabrita significa “minoría selecta o rectora”, es un grupo minoritario de personas que tienen un estatus superior al resto de las personas de la sociedad. Es decir de entrada este grupo se ha organizado entre sí para realizar justicia por propia mano. No es lo mismo que autodefensa, ojo, no es lo mismo, porque por lo que he investigado los grupos de autodefensa como Cherán han lograron expulsar a delincuentes, políticos y policía; este grupo de autodefensa logro acabar con los males que le aquejaban, homicidios, extorsión y la sobreexplotación de sus bosques, eso se terminó.
Porque digo que es completamente diferente este pueblo de autodefensa comunitaria a el grupo de “elite anti-ratas”, por la simple y llana razón que los primeros, al ser un pueblo originario y ser comandado por mujeres, implementaron estrategias comunitarias con organización de las mujeres en su mayoría, para expulsar el mal de la raíz: la corrupción. Y el segundo hizo lo peor que puede hacer una persona; matar y realizar amputaciones como prueba de que la justicia es justicia venga como venga. Lo primero me parece magistral, lo segundo un acto de barbarie.
Andar matando delincuentes o linchandolos no es la solución, no lo será. Eso es promover el caos y el estado de Schok que sólo le conviene a un grupo que se beneficia de la violencia y gana mucho dinero con ello. Y ayudan a empresas trasnacionales interesadas en ciertos territorios para su explotación o por ser puntos estratégicos para la política económica.

¿Por qué no tomar el ejemplo de otros pueblos como Cherán? ¿Por qué irse por la vía más fácil? ¿Creen que los delincuentes desaparecerán, combatiéndolos con sus mismas armas y tácticas de terror? Claro que no, cualquiera que pueda emitir un juicio razonado, sabrá que eso no detendrá esto, simplemente se promoverá la violencia por sobre la razón y la organización consiente de las personas. Y escalara a un estado de terror. No es la solución; por lo demás también habría que analizar el comportamiento de las personas ante estas situaciones, sentir satisfacción por descargar toda la ira contenida por la mala economía y los pésimos salarios, para realizar la justicia por propia mano, me parece muy peligroso ya que nos está orillando por un abismo de la crueldad y la nula empatía que podemos llegar a perder. Es un asunto que debemos reflexionar a fondo. Más allá de dar respuestas inmediatas sin razonar previamente. 


Share To:

Brenda Moc

Post A Comment:

مشاركة مميزة

Biografía / Edgar Allan Poe

  Escritor, cuentista, poeta, y crítico Estadounidense (1809-1849) Considerado como uno de los mejores cuentistas de todos los tiempos. A ...