Comparte:
Si ya te decidiste a crear tu página, es necesario aprender algunos términos antes de meternos de lleno con la creación y el diseño. Esta información te ayudará a tomar la mejor decisión a la hora de elegir un proveedor de Hosting o Alojamiento Web. Por definición, el Alojamiento o Hosting es un servicio que provee a los usuarios de Internet de un sistema o plataforma para poder almacenar información, imágenes, vídeo, o cualquier contenido accesible vía web. Visto de otra forma, es similar al hospedaje o alojamiento en hoteles o habitaciones en donde uno ocupa un lugar físico, para efectos del web hosting o alojamiento web, este se refiere al lugar virtual y físico que ocupa una página web en Internet, o para ser más específicos, en un servidor que por lo general hospeda varias aplicaciones o páginas web.

Las compañías que proporcionan espacio de un servidor a sus clientes se suelen denominar con el término en inglés Web Host. El hospedaje web se ha convertido en un negocio muy lucrativo para las compañías de internet alrededor del mundo. Según las necesidades específicas de un usuario, existen diferentes tipos de alojamiento web entre los cuales el usuario ha de elegir la mejor opción acorde a sus necesidades. Entre los principales tipos de alojamiento web se encuentran:
Alojamiento gratuito. El alojamiento gratuito es extremadamente limitado comparado con el alojamiento de pago. Mucha gente suele pensar que existe alguna especie de truco con este tipo de alojamiento, la realidad es que estos servicios generalmente agregan publicidad en los sitios además de contar con recursos muy limitados (poco espacio de almacenamiento, ancho de banda reducido, y sin opción para modificar el diseño). Es una buena alternativa para iniciar, pero hay que tener cuidado, algunos de estos proveedores condicionan este servicio con la venta de algunos diseños o aplicaciones.
Alojamiento compartido. En este tipo de servicio se alojan clientes de varios sitios en un mismo servidor, gracias a la configuración del programa servidor web. Resulta una alternativa muy buena para pequeños y medianos clientes, ya que es un servicio muy económico debido a la reducción de costos ya que al compartir un servidor con cientos de miles o millones de usuarios, el costo se reduce drásticamente para cada uno, sin embargo, entre las desventajas de este tipo de hospedaje web hay que mencionar sobre todo el hecho de que compartir los recursos de hardware de un servidor entre cientos o miles de usuarios disminuye notablemente el rendimiento del mismo. Es muy usual también que las fallas ocasionadas por un usuario repercutan en los demás por lo que el administrador del servidor debe tener suma cautela al asignar permisos de ejecución y escritura a los usuarios. En resumen las desventajas son: disminución de los recursos del servidor, de velocidad, de rendimiento, de seguridad y de estabilidad.
Alojamiento de imágenes. Este tipo de hospedaje se ofrece para guardar imágenes en internet, la mayoría de estos servicios son gratuitos y las páginas se valen de la publicidad colocadas en su página al subir la imagen. Algunos ejemplos de este tipo de alojamiento podrían ser Tumblr, Instagram o Pinterest.
Alojamiento de vídeo. Si bien el alojamiento de imágenes forma parte de lo habitual en un servicio de alojamiento web, en general, no es recomendable alojar vídeo en un servicio de hosting web convencional debido al gran consumo de ancho de banda y espacio de este tipo de medios. Por este motivo existen diversos servicios especializados de alojamiento de vídeo, muchos de ellos con opciones de servicio gratuitas. Los ejemplos más conocidos son los servicios de YouTube y Vimeo, pero también existen específicamente orientados a profesionales como Wistia que proveen valor añadido a través de funciones avanzadas de analítica web, seguimiento del comportamiento de los usuarios o mapas de calor.
Alojamiento revendedor. Este servicio de alojamiento está diseñado para grandes usuarios o personas que venden el servicio de hospedaje a otras personas. Estos paquetes cuentan con gran cantidad de espacio y de dominios disponibles para cada cuenta. Así mismo estos espacios tienen un límite de capacidad de clientes y dominios alojados y por ende exige buscar un servidor dedicado.
Servidores virtuales. (VPS, Virtual Private Server). La empresa ofrece el control de una computadora aparentemente no compartida, que se realiza mediante una máquina virtual. Así se pueden administrar varios dominios de forma fácil y económica, además de elegir los programas que se ejecutan en el servidor. Por ello, es el tipo de producto recomendado para empresas de diseño y programación web.
Servidores dedicados. Un servidor dedicado es una computadora comprada o arrendada que se utiliza para prestar servicios dedicados, generalmente relacionados con el alojamiento web y otros servicios en red. A diferencia de lo que ocurre con el alojamiento compartido, en donde los recursos de la máquina son compartidos entre un número indeterminado de clientes, en el caso de los servidores dedicados, generalmente es un sólo cliente el que dispone de todos los recursos de la máquina para los fines por los cuales haya contratado el servicio. El cuidado físico de la máquina y de la conectividad a Internet está generalmente a cargo de la empresa que provee el servicio. La principal desventaja de un servidor dedicado es el costo del servicio, el cual es muy caro, esto debido principalmente al costo mensual de la máquina y la necesidad de contratar los servicios para la administración y configuración del servidor.
Colocación (housing). Este servicio consiste básicamente en vender o alquilar un espacio físico de un centro de datos para que el cliente coloque ahí su propia computadora. La empresa le da la corriente eléctrica y la conexión a Internet, pero el servidor lo elige y lo monta completamente el usuario (hardware y software).
Alojamiento en la nube (cloud hosting). El alojamiento web en la nube o cloud hosting está basado en las tecnologías más innovadoras que permiten a un gran número de máquinas actuar como un sistema conectadas a un grupo de medios de almacenamiento, tiene ventajas considerables sobre las soluciones de web hosting tradicionales tal como el uso de recursos. La seguridad de un sitio web alojado en la nube está garantizada por numerosos servidores en lugar de sólo uno. La tecnología de computación en la nube también elimina cualquier limitación física para el crecimiento en tiempo real y hace que la solución sea extremadamente flexible.
Como podrás darte cuenta, existen numerosos tipos de servicios de alojamiento, en los temas siguientes seguiremos revisando otros términos importantes que es necesario que entiendas y conozcas antes de iniciar la construcción de tu página. Espero que esta información te sea de utilidad.
Saludos.
Gejorotto.
Comentarios: