Comparte:
La sexualidad humana es un conjunto de elementos biológicos, psicológicos y sociales que engloban a su vez conceptos muy variados como la reproducción, el deseo y el placer sexual, la identidad de género, la orientación sexual, las relaciones de pareja o los roles de género. En otras palabras, podríamos decir que la sexualidad es la forma en cómo una persona vive, piensa y siente sus relaciones afectivas y sexuales. No debe confundirse con el término relación sexual, la cual se entiende como el acto en el que dos personas mantienen contacto físico con el objeto de dar y/o recibir placer sexual, o con fines reproductivos.


La sexualidad está compuesta por cuatro características: erotismo, vinculación afectiva, reproductividad y sexo genético, las cuales interactúan entre sí en niveles biológicos, psicológicos y sociales.

  • El erotismo es la capacidad de sentir placer a través de lo que se llama respuesta sexual, a través de la excitación y del orgasmo.
  • La vinculación afectiva es la capacidad de desarrollar y establecer relaciones interpersonales significativas. 
  • La reproductividad, además de la capacidad de tener hijos, implica la crianza de estos y los sentimientos de paternidad y maternidad.
  • El sexo genético comprende el grado en el cual se vive la pertenencia a una de las categorías dimórficas (masculino/femenino) y será de suma importancia a la hora de determinar la identidad sexual.

Durante mucho, se consideró que la sexualidad, tanto en los hombres como en los animales era instintiva, es decir, basada en impulsos naturales, interiores e irracionales que provocan una acción o un sentimiento sin que se tenga conciencia de la razón a la que obedecen. De acuerdo a esta forma de pensar, “lo natural era que el macho copulara con la hembra para tener hijos”. Y fue justamente en este tipo de pensamiento en el que se basaron las teorías para fijar las formas no naturales de la sexualidad, entre las que se cuentan aquellas prácticas que no están dirigidas a la procreación.
En este punto justamente encontraremos el castigo y la persecución que históricamente han sufrido aquellos individuos que presentaban inclinaciones, preferencias sexuales diferentes al “orden natural de las cosas” de aquella época o status quo. Obviamente, las prácticas sexuales entre hombres, o en su defecto entre mujeres, no tienen un resultado reproductivo y a raíz de ello, las personas más ortodoxas y puritanas, entre ellas la Iglesia, consideraron este tipo de conductas como desviadas y las castigaron socialmente, generando un repudio y una práctica que se mantiene presente aún hoy en muchos sectores, por ejemplo, entre los católicos más acérrimos.
Esta visión hoy en día ha quedado un tanto obsoleta porque muchos estudios han comprobado fehacientemente que algunos de los mamíferos más desarrollados como ser los delfines y algunos pingüinos presentan un comportamiento sexual diferenciado que incluye la homosexualidad, tan castigada en humanos, e incluso prácticas como la masturbación y la violación, por increíble que parezca. Por esta razón es que la psicología sostiene que la sexualidad debe o puede ser aprendida como tantas otras cuestiones.
Aún con los castigos y discriminaciones del caso, desde tiempos remotos han existido en nuestra cultura diferentes inclinaciones sexuales, que con el tiempo, se volvieron más comunes y aceptadas a pesar de las consideraciones contrarias que desde siempre sufrieron.

  • La heterosexualidad está considerada por muchos como la inclinación natural ya que implica la atracción sexual por el sexo opuesto, hombre por mujer y mujer por hombre.
  • La homosexualidad consiste en la atracción y práctica sexual entre personas del mismo sexo.
  • La bisexualidad que se caracteriza por el interés sexual en ambos sexos, es decir, un hombre se interesa tanto por mujeres como por hombres y viceversa.

La sexualidad es un universo complejo que engloba 4 aspectos principales, el biológico, psicológico, social y ético. todos estos están relacionados entre sí y son inseparables, cada uno de ellos, juega un papel importante en la forma de cómo percibimos todo lo relacionado a lo sexual. Por último, la sexualidad humana de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud se define como: Un aspecto central del ser humano, a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se viven o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales.
La definición de trabajo propuesta por la OMS (2006) orienta también la necesidad de atender y educar la sexualidad humana. Para esto es de suma importancia, reconocer los derechos sexuales:
El derecho a la libertad sexual.
El derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexuales del cuerpo.
El derecho a la privacidad sexual.
El derecho a la libre asociación sexual.
El derecho a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables y con cuidados.
Es importante entender que la sexualidad se desarrolla y se expresa de diferentes maneras a lo largo de la vida, la sexualidad de la infancia no será la misma que la de la adolescencia o la adultez. Cada etapa de la vida necesita conocimientos y experiencias específicos para su óptimo desarrollo. La sexualidad adulta contiene los cuatro elementos en una interacción constante. Por ejemplo, si una mujer se siente satisfecha y orgullosa de ser mujer, es probable que se sienta más libre de sentir placer y de buscarlo ella misma. Esto genera un ambiente de cercanía afectiva y sexual con la pareja y un clima de mayor confianza que a su vez repercute en las actividades personales o familiares que expresan la reproductividad.
Espero que este artículo te haya sido de utilidad.

Saludos.

Gejorotto.

Comentarios: