Comparte:

BackDoor To Heaven 4 – El cómic erótico nació como un fenómeno contracultural, una forma de crítica social que se reía de las normas y de la censura. Su intención era provocar, parodiar y divertir. Con el tiempo se ha transformado en género con carácter propio, donde se siguen rompiendo tabúes pero lo artístico y lo sugerente, supera siempre a lo vulgar.

image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host image host

Como en cualquier manifestación artística, el cómic erótico también tiene su élite de artistas reconocidos y consagrados por su manera de impactar con sus obras. El cómic erótico no es un seguido de ilustraciones para adolescentes con las hormonas a tope. Si no que se trata de historias sofisticadas que elevan la imaginación del lector. Podemos destacar verdaderas obras de arte que dan rienda suelta a la fascinación, tras las cuales hay un auténtico trabajo creativo.

Hoy en día el cómic erótico sigue siendo un objeto fetiche para aquellos que aman el dibujo y el erotismo. Es difícil pensar que en la era de internet haya personas que aún sigan utilizando el papel para sucumbir a sus deseos más absolutos. El cómic se diferencia del cine porno en que no existen límites ni prejuicios, la fantasía está al servicio del lector más allá de lo que plasme el artista, el cómic se vende como objeto de culto y está mejor valorado por los intelectuales que el cine porno. Se estima que a diario se venden más de 250.000 cómics eróticos manga. Y es que ya se sabe, siempre el libro fue mejor que la película.

DEJA UNA RESPUESTA

Ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre aquí