Comparte:

Viento, algunas palabras
y este verso hecho jirones.
Mientras escribo,
el piso me va abandonando.
A diario invento cielos y los persigo,
a diario persigo nubes con forma de recuerdo.

He venido suponiendo las palabras,
trasponiendo pensamientos
con formas caprichosas.
Pensar que muchos buscan un camino
o un nombre donde aferrarse
para luego seguir andando,
luchando en contra del viento.

También meditan las voces,
caminando en círculos,
usando palabras gastadas y rotas.
Pero mi voz está arraigada en la memoria,
palpitante de nostalgia,
taciturna,
en medio de ninguna parte.

Ser nadie, ser otro.

Permanecer sentado frente a la ventana
y una hoja hambrienta
mirando las nubes y sus formas.
Acaso sea yo una nube,
que se mueve por el cielo
convertida en un hombre,
pero mis manos,
ya se han vuelto de vapor,
y es el viento,
el que mece al mundo esta tarde.

Prohibida su reproducción total o parcial sin el consentimiento escrito por el autor.
D.R. © 2016, Jorge Alejandro Saavedra Flores, Gejorotto. Astillas. México, Ciudad de México.

Letras Colectivas D.R. ©, es una revista y un espacio en línea para escritores independientes. Nace como un blog de poesía y literatura para escritores que deseen publicar sus obras de forma gratuita y publicitarse.
Comentarios: